martes, 29 de julio de 2008

Fe en lo inexplicable. Critica

"Encontramos a Mulder y Scully fuera del FBI. Aún se llaman por sus apellidos, pero viven juntos en cálida domesticidad. Ella ha vuelto a la práctica médica en un hospital local. Él se queda en casa repasando sus archivos y dejando que crezca su barba. La rutina se rompe cuando dos agentes de FBI (Amanda Peet y Alvin “Xzibit” Joiner) los buscan para que colaboren en un caso. Una colega ha desaparecido, y las únicas pistas son provistas por el Padre Joe (Billy Connolly), un sacerdote caido en desgracia que asegura tener visiones conectadas con el caso. Cuando los conduce a un macabro hallazgo en un lago congelado, llora lágrimas de sangre. Tanto así puede saber por las escenas promocionales. Lo que sucede después tendrá que descubrirlo usted mismo."





"La película es apta para no iniciados. La historia se inscribe dentro del estilo de los llamados “episodios autónomos” que cubrían un caso único separado del complicado arco mitológico. El característico estilo visual de la serie es replicado a la perfección, al extremo que la película se siente como un capítulo perdido. Esto no es algo malo. En la era de la violencia gráfica, “Expedientes Secretos...” rescata la sutileza, y se atreve a imbuir el suspenso con ideas que trascienden a la mecánica del susto que a veces emplea. En el fondo, esta es una película sobre fe. Fe en Dios, ciencia, uno mismo, o la persona con quien se comparte la vida. Tampoco adolece de sentido del humor. Cuando vuelven a recorrer los pasillos del FBI, Mulder y Scully atraviesan un umbral demarcado por las fotos de J. Edgar Hoover y George W. Bush. Un acorde del tema musical original hace las veces de una ceja arqueada. El tiempo ha pasado, pero el espíritu el mismo: ilustrado, sensible e irreverente por partes iguales. En la escala de calidad, es un sólido episodio autónomo. No es “El Reposo Final de Clyde Bruckman”, cuarto capítulo de la tercera temporada, pero igual, pocas cosas alcanzan ese nivel."


Para seguir leyendo click aquí

No hay comentarios: